Páginas

lunes, 10 de enero de 2022

Libros con gafas: "El que roba a los muertos y otras historias de Lou Cameron", Diábolo Ediciones.



Mi segunda lectura del año 2022 es el tomo más reciente de la "Biblioteca de cómics de Terror de los años 50" (Diábolo Ediciones). Se colocó en primera posición desplazando otros pendientes, incluso de la misma colección, porque resulta un recopilatorio formidable. No he podido soltarlo una vez en las manos.

El particular universo del autor te atrapa por su brillantez y diferencia. Unos comics indómitos, aún vigentes por su crítica moral (quizá moralista), su erotismo posesivo y esa constante en la que un malhechor sin escrúpulos termina castigado presa de su orgullo ante fuerzas sobrenaturales que escapan a su control. Aunque desde un punto de vista alejado de los años cincuenta pudieran resultar algo naif, todos queremos que el malvado reciba su merecido, generalmente mediante condenas de justicia poética, que inició los pilares tanto de historias escritas como audiovisuales hasta el presente.

No obstante, los cuentos en viñetas de Cameron nos internan en un mundo mucho más grande que los monstruos arquetípicos y que nosotros mismos, repleto de onirismo, surreal terror, enigmáticos espíritus y amenazas de otros planos de la existencia recreados con deleite desinhibido y ambicioso.

Estos relatos para no dormir nos llevan al borde de la moral y las reglas del cosmos en un viaje inefable y profundamente entretenido.

Una edición soberbia de Diábolo para un tomo en el que deleitarse del que cabe destacar las excelentes introducciones que nos ayudan a ponernos en contexto y situación histórica. 

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 

Buenas noches, Nueva Orleans.

jueves, 6 de enero de 2022

Libros con gafas: "The inhabitant of the lake", Independent Legions Ed.

 


Adaptación a novela gráfica del famoso relato inicial e iniciático de Ramsey Campbell con el que aportó una nueva vertiente geográfica y emocional a los "Mitos de Cthulhu" de Lovecraft.

Se extendió rápidamente con una gran acogida y cuenta con gran número de adeptos, le llevó a convertirse en la leyenda viva del género que es hoy en día.

Está versión es fantástica, realizada por Alessandro Manzetti y Stefano Cardoselli, ambos muy galardonados, emplea un guión preciso y una ilustración vibrante de puro contraste blanco y negro satinados de inspiración expresionista y límites definidos que oscilan entre lo anguloso y sinuoso encarnando lo real y onírico alienígena.

Recién editada por "Indepedent Legions". Merece la pena.

sábado, 1 de enero de 2022

Mis aficiones: "Dark Fantasy" Skeletor

 


¡Feliz 2022!

Comienzo con un nuevo "custom": un Skeletor en tono más realista o "Dark Fantasy" utilizando uno de los absolutamente maravillosos packs de Alcalá cómic y/o Lord of Power (pintaré dentro de poco esta versión) realizados por Francisco Javier Avila Carmona del Canal de YouTube "The Secrets of Orko" cuya espectacularidad habla por sí misma a pesar de los errores de pintado que yo haya podido cometer. Atención al detalle que ha metido de la armadura en los pies monstruosos, fiel a muchos minicomics.



El báculo es una adaptación de tamaño de uno pensado para "cosplay", descargado de Cults3d, así como las espadas (una de ellas de RBL3D ). La capa de tela es obra de la compañera del Severo, amiga y mentora, Ana Belen Garrido mientras que el resto de la figura es solo pintado de un Skeletor Origins básico.



Muy agradecido a Javila por hacer posible un pack de mi personaje favorito para combinarlo/pintarlo de mil formas y hacerlo cada vez distinto y exclusivo además de adaptable a otros guerreros malvados.

Y también al amigo y compi de taller Vic Summers por acompañarme siempre, pese a la distancia y mi pesadez, aportando sus certeras opiniones y bocetos en el proceso creativo.


Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 

Buenas noches, nueva Orleans.




viernes, 31 de diciembre de 2021

MIS MIERDAS: CUADERNOS DE BITÁCORA (LARGO POST DE FIN DE AÑO)



En realidad, sé que a nadie le importa cómo he pasado el año: ha sido muy duro para todos, una absoluta montaña rusa. Pero se marcha y podría llenar páginas completas de todo lo que trajo o se lleva consigo. Digo "podría" cuando realmente lo hice. Desde 2019, cuando empecé a notar que el cielo era fuerte contra mi mala cabeza y el diálogo con la memoria ya no resultaba franco, llevo una agenda Moleskine a modo de cuaderno de bitácora privado en el que apunto, mediante un código de colores para indexar mejor los datos, cada suceso, libro, película, cita, compra, viaje, planilla laboral... En definitiva, mi ser al completo, mi alma porque, citando a Eloy Sánchez Rosillo, "desconozco qué sería de mí sin los recuerdos que celosamente guardo". Hoy recogeré las últimas notas y esa libreta escarlata (me encanta el término escarlata) descansará junto a sus hermanas en una balda de mi biblioteca. La nueva, bella y prometedora como las punzadas del amor, se convertirá en compañera incansable, mil veces reparada. Si le preguntas a alguien sobre mí, especialmente a los cercanos, te dirán que no me conciben sin mi libreta cerca. Se manchará de lágrimas, de agua de mar, de gel sanitario, de café, de cacao, de tinta, de lluvia, de pintura. Recibirá golpes, arañazos, caídas, maltratos. Siempre fiel. Siempre compañera como esos monstruos que, citando de nuevo, ahora a Boris Karloff, han sido los mejores amigos de mi vida. Debo agradecer muchas cosas este año: a mi madre, la primera, a mi hermana, la segunda, a mis hijos, siempre, siempre. A todos los amigos, nuevos y viejos (con mención especial a los del grupo de Masters del Universo), y a los compañeros del Severo que han decidido quedarse y aguantarme las rarezas para pintar mis grises de colores. Echo de menos a mi abuelo. He vuelto a subir en la Mansión Encantada, me hice una foto con mi hija y Dath Vader, me libré del Covid, me llevé un buen susto erigido en forma de tumor cerebral que no era tal sino un mal sueño, me he vacunado cuatro veces, me bañé en el Mediterráneo, me reí mucho, decidí dejar de llorar tanto, llevé a mi ex mujer a su casa en medio de una nevada que paralizó Madrid, me propuse retomar la lectura y he batido mi meta tres veces alcanzando los 75 libros con sus respectivas reseñas, amplié mi colección de Skeletor con piezas absolutamente envidiables, pinté figuras que hasta a mí me sorprendieron, he disfrutado de mis hijos y he sufrido por ellos, las manos me tiemblan mucho más, colgué el Yelmo de Mambrino, perdí el parachoques en algún lugar de la Mancha y lloré de emoción cuando el príncipe Adam recuperó su espada mágica y, ante sus enemigos atónitos, volvió a elevarla hacia el cielo gritando "By the power of Grayskull! I have the Power!"... Bueno, no me extiendo salvo para dejar apuntes de esas listas tan criticadas que a todo el mundo le gusta poner (y a mí también, no te jode, aprendo mucho con vuestras opiniones). Los cambios mentales de ciclo están para hacer balance o palanca. And the winners are... El autor del año, desde luego, Junji Ito. Ha sido mi lectura recurrente. Gracias, Ángel Martínez Murillo.


El grupo del año, Ghost... Gracias Vic Summers ;) 

El mejor poemario se lo lleva la "polilla" de Marisol Santiago que ha tenido y debut fulgurante y yo la suerte de presentarlo. Mención y felicitación a Francisco Caro con su "En donde resistimos". 

La editorial del año ha sido, absolutamente y sin discusión, Diábolo Ediciones porque parece que pido un deseo y ellos lo publican. Gracias, Lorenzo Xavier. 

La novela gráfica del año, también sin discusión y de la propia Diabolo,"Kadath". Maravillosa, emocionante, fantástica.


El canal del año: "The secrets of Orko"; divertido, interesante y parada y fonda sefura para todo coleccionista de MotU. Gracias, Francisco Javier Avila Carmona. 

En cuanto al tema relacionado, figuras y escultura, MotU, mención especial a Rodro Rbl por sus geniales piezas. 

El manga del año: "El color que cayó del cielo", adaptación de Gou Tanabe del mejor relato de Lovecraft. 

El libro del año: "El viento en los sauces", aunque reciben mención especial "Vida y aventuras de Santa Claus" y "El árbol de las brujas". 

La serie del año... Pues también sin discusión: Masters of the Universe: Revelation. Digan lo que digan los haters, una pasada. Le dejo una mención a "Drácula" de Moffat por ese maravilloso segundo episodio y a "Misa de Medianoche" que tiene su punto lameculos pero también su gracieta. 

La peli del año... Buf. No hubo muy buena cosecha aunque algunas pinceladas se dieron. Me quedo con "El hombre vacío" porque lo intenta, de verdad. Se llevan especial mención "La casa de las profundidades", "Maligno" y, porque la vi con mis hijos, "Spiderman: no way home". No significa que me hayan gustado especialmente pero sí me han causado mella en la memoria. 

Y hasta aquí me apetece escribir... Estoy cansado. Gracias, de verdad, a todos y por todo, nuevamente. Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 

Buenas noches, Nueva Orleans.

domingo, 26 de diciembre de 2021

UN MUNDO UN POCO MÁS GRIS


La mayor parte de los visitantes de este muro no sabréis nada de este tipo que tiene un aire a Santa Claus y, precisamente, murió la pasada Nochebuena.

No obstante se trata de Mark Taylor, una imaginación desbordante que, allá en los ochenta, transformó su pesadilla infantil provocada por una casa del terror en uno de los villanos más carismáticos, divertidos e icónicos de la "cultura pop", además de obsesión personal de un servidor.
 
Su desaparición deja este mundo algo más gris. Todas las personas mueren y sabéis que no soy amigo de esquelas salvo para quienes han significado algo en la creación de mi persona.
 
Gracias por todo lo que me ha dado usted, Mr. Taylor.
 
Gracias por Skeletor y el Castillo de Grayskull, por He Man y Mer Man y muchas, muchas horas de maravilla. que germinaron a partir de sus lápices e ideas.

Buenas noches, Nueva Orleans.

jueves, 23 de diciembre de 2021

Libros con gafas: "Vida y aventuras de Santa Claus" de L. Frank Baum




El último "libro con gafas" del 2021 con mis hijos. Mañana empezaremos, para llevar la contraria a quienes me acusan de sólo leerles clásicos, con "Harry Potter". Sin embargo, volvamos al que ahora nos ocupa.

Poco se puede decir de este libro salvo que es una auténtica maravilla: dulce, instructivo, de gran ayuda para todos los padres cuando comienzan las preguntas y que hará las delicias de los amantes de la Fantasía ya que, después de mucho considerarlo, me resulta equiparable a grandes historias como "El Hobbit".

Congracia con esa figura tan injustamente denostada por haberlo utilizado como símbolo del consumismo o del imperialismo yanki o del alejamiento religioso del adviento... Nos devuelve a un mundo mágico y joven en el que las figuras míticas y los espíritus bondadosos y traviesos de los Ryls o las ninfas poblaban la tierra.

Aquí descubriremos cómo fue criado por el hada Necile en el bosque de Burzee bajo el permiso de los príncipes de estos espíritus, cómo se estableció en el Valle de la Risa (no el Polo Norte, como todo el mundo se piensa), cómo fue el motivo de una batalla entre el Bien y el Mal (porque las entidades malvadas le odiaban al hacer felices a los niños y dificultar su labor cruel), cómo fue su primer viaje y que los ciervos que colaboraron con él fueran denominados renos y, finalmente, cómo se le empezó a considerar "Santo popular" y se erigió en la persona merecedora del único manto de la inmortalidad... También de los problemas que el mundo moderno le ha creado y la manera que ha conseguido sortearlos con auxilio mágico de sus ayudantes.

Podéis odiarlo por ser pagano, por ser navideño (en el propio tomo se explica por qué viene en Nochebuena; así se lo impusieron) o, precisamente, por las razones contrarias si sois de otra cultura. A todo el mundo que hace buenas acciones y se entrega siempre se le criticará. Pero no os quepa duda que a él no le importa, tiene demasiado trabajo del bueno, del honrado, del auténtico. A él sólo le preocupa hacer felices a todos los niños, pobres o ricos. Porque él ya era viejo cuando el mundo era joven. Y seguirá haciéndolo hasta el fin de los tiempos mientras quede un niño en esta bola de barro.

Una historia maravillosa para leer cada Navidad y que nadie debería perderse, crea en lo que crea. Bien escrita, accesible, bella, divertida y emotiva.

La edición española de Valdemar es una obra de arte de bolsillo.

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 

Buenas noches, Nueva Orleans.

Por cierto, feliz Navidad.
 

domingo, 19 de diciembre de 2021

Mis aficiones: Panthor "vintage" restaurado.

 


Aún no había subido a esta bitácora el trabajo de restauración de la famosa pantera de Skeletor y, ante las muchísimas peticiones (sorprendido y agradecido) en las redes sociales, aprovecho para realizar una entrada explicativa del proceso. 

Evidentemente, necesitamos un Panthor "vintage". Pude adquirirlo de segunda mano, muy barato y con su silla que, aun rozada y desgastada, se encontraba funcional y en perfecto estado. No así el aterciopelado de la figura. Mi consejo es adquirir el muñeco en el peor estado que encontréis, mientras se mantenga entero, saldrá más económico y además os dará menos fatigas. 



Materiales (salvo el flock, se pueden encontrar en supermercados o bazares orientales comunes):

- Flock morado: polvo de terciopelo morado (color uva o púrpura por lo general; suele codificarse como nº607050) de máximo 5 mm (aconsejable 3mm). Con una bolsa de 50g a mi me ha resultado suficiente. Se puede adquirir por AliExpress (otra cosa es el mejor precio/cantidad), en grandes superficies de modelismo, o en algunas esteticienes (especialmente orientales) ya que se utiliza con frecuencia para decoración en manicuras de fantasía o incluso para pintura facial en tiendas de maquillaje. Hay que armarse de paciencia porque, aunque tampoco es complicado, puede ser arduo de encontrar o verse sometido a largas detenciones en aduanas bajo la sospecha de esconder otras sustancias ilegales. 

-Cola blanca escolar: un bote sencillo da para todo el proceso.

-Estropajo metálico.

-Pinceles con cerdas de plástico: suelen venderse para los niños de preescolar en paquetes de varios tamaños con cerdas de colores vivos- Escoged el que contenga, al menos, uno grande plano con acabado de cepillo para el grueso del muñeco y otro relativamente redondo y de punta ahusada para las partes que requieran mayor precisión. Su precio es bajísimo y su calidad, aunque no lo creáis, resulta muy aceptable para trabajos con pegamento y otros productos como el látex para enmascarar. Se lavan fácil con agua caliente y jabón, o un poco de alcohol previo, y aguantan el trote de maravilla. 

-Plastilina o Blue Tac. 

-Detergente, jabón y alcohol de mínimo 96º.

-Lijas gruesas y finas; aunque si tenéis un taladro eléctrico estilo Dremmel se compra también la cabeza de cepillo de cerdas metálicas para lijar y desbrozar, o pulir.

-Una caja de cartón y una de plástico donde quepa el muñeco con holgura. Mejor con tapa.

-Papel de burbujas o de periódico o cualquier otro de plástico fino para forrar la caja de cartón por dentro.

-Embudo para luego  aprovechar los restos del flocado.

-Un colador común sencillo tamaño mediano o grande de cedazo metálico. 

-Spray difusor vacío. Vale el típico de limpiacristales lavado y secado, aunque se pueden comprar nuevos. 

-Guantes de látex, mascarilla, gafas (aunque no es imprescindible ayuda, creedme).

Pinturas:

-Spray de imprimación negra. Yo uso Citadel.

-Acrílicos: yo empleo Vallejo pero al ser una figura grande para la piel puede servir alguna más basta de bazar. Colores: negro, rojo sangre, blanco puro, amarillo verdoso y púrpura. No está de más un barniz brillante al agua, poca cantidad. 

Proceso

En realidad sólo se requiere paciencia, ganas de ensuciarse y no desesperar. Es muy sencillo aunque laborioso. Si algo sale mal, se vuelve al principio hasta que con la experiencia salga bien. Es una figura muy dura. Mucho. Aguanta excepcionalmente el maltrato. Escoge un lugar ventilado pero sin corrientes, forra todo con papel de periódico, y protégete porque el flock viejo y el nuevo saltan que da gusto y es un proceso con mucho residuo. 

1) Limpieza y desflocado: si no eres un purista y puedes conseguir una silla de Panthor aparte, te puedes comprar un Battle Cat vintage suelto y te ahorras todo este proceso. Advierto que el color de la silla, esa especie de verde marino, no es nada sencillo de conseguir "haciendo paleta" y, además, se notará que está pintado. Aún así, puede resultar una buena opción.

Primero lavamos la figura con detergente, utilizando estropajo, con agua cuanto más caliente mejor, repitiendo el proceso hasta quitarle bien la roña para después sumergirla en el alcohol y cubrirla si es posible en la caja de plástico. Le ponemos la tapa y nos olvidamos de ella al menos un día. En mi caso fueron casi cuatro. 

Tras un periodo respetable, la sacamos y con las lijas o la Dremmel le vamos quitando el flock con relativo cuidado. Esto llevará su tiempo y es importante tomarlo como un ejercicio Zen que aconsejo hacer por secciones, empezando por el lomo para ir cogiendo práctica. Cualquier error en todo este restaurado nunca se notará en la parte del lomo tanto como en otras, la silla de montar lo cubre. Te irá sirviendo de experiencia sobre cuánta presión ejercer y cómo hacerlo mejor. A tu ritmo y con calma: lo sacas, te proteges a ti y el entorno, lo vas desflocando hasta que te canses, lo lavas y de nuevo al "tupper" de alcohol. Hasta que acabes y esté limpio.  

No te importe, mientras no te comas lo detalles, que el resultado quede un poco áspero o incluso irregular o feo de ver. El pegamento funciona mejor en superficies rugosas y servirá para homogeneizar la figura al final del proceso. Es más, las partes lisas suelen tener problemas en captar el polvo de flocado y son más propensas a que se despegue, por eso las peanas de los Wargames suelen tener acabado granulado. 

Muchos se preguntarán por qué no usar Cianocrilato: el Lado Oscuro de la Fuerza, más rápido, más fácil, más seductor... pero no más poderoso. La respuesta es que no permite errores, deja un acabado duro como piedra, no aterciopelado y, además, suelta vapores que blanquean: después de unos días, puedes encontrar tu figura con un efecto escarchado horroroso. Probablemente te quedes sin muñeco. 

Se meticuloso en las partes vistosas y con hendiduras como los ojos, la boca, los carrillos, la cola y la trufa del morro. 

2) Preparación:

Una vez estés contento con el resultado y tu pantera tenga un bonito color que oscile entre el violeta viejo, el negro sucio y el gris mierda de enfermo, toca imprimarla de negro. 


Cuando se haya secado, busca partes donde la pintura no haya llegado y termina con el pincel. Después aplica una fina capa de púrpura, si es preciso mezclando con algo de negro si tu pintura es clara o pastel. Debe quedar un morado muy sombrío pero de tono semejante al del flock. Restaura también la trufa del morro, la boca y los colmillos con negro, rojo y blanco respectivamente. Con un par de capas finas lograrás conseguir un efecto resistente y homogéneo. Si quieres el acabado brillante puedes barnizar y esperar que se seque al menos un día por si las moscas. Esas partes pintadas van a sufrir y luego no será fácil volver a pintarlas sin alterar accidentalmente el flock, tiene su motivo. Además, el barniz tarda mucho más en secar que la pintura y aunque parezca preparado aún atraerá el polvo morado más de lo que piensas: se quedará pegado y tendrás crujir de dientes.  

Ahora es tu elección pintarle los ojos, cosa que el original no tenía. Yo deseaba darle mi toque y lo hice antes, para que la figura cobrase más volumen como le ocurre a su versión actual de la línea Origins. Es tu elección personal. Usas el amarillo verde para los globos oculares, negro para la pupila y perfilas el resultado con el púrpura de un tono un poco más oscuro que el cuerpo. 



Tras comprobar el secado, con la plastilina o el blue-tac aplicas pegotes en los ojos y toda la boca hasta que quede cubierto todo lo que no va a ir tapizado. 

Llegó el momento...

3) Flocado

Prepara la caja y fórrala con el plástico. 

Mezcla en el difusor cola blanca y agua a partes iguales. Agita bien. Ya tienes tu mejunje Art-Attack.

Coge la figura por la boca haciendo pinza, procurando no tapar partes a tapizar, y, lejos de los demás utensilios, rocíala con el pegamento a base de bien, sin miedo, que gotee, que llegue por todos lados. Repite el proceso varias veces. Ponla sobre un papel de plástico y extiende el pegamento por cada recoveco con el pincel. Vuelve a rociar. Extiende. Alisa. Cubre. 

Cuando hayas acabado el pegamento aunque de manera imperceptible se habrá empezado a secar un poco y tendrá una consistencia más vicosa. Sigue aplicando con el pincel, capas finas. Mójalo en el mejunje "art attack" y humedece y extiende. Cuando hayas terminado, coloca la figura en la caja forrada.

Coge el colador y la bolsa de flock y empieza a soltar una lluvia fina pero generosa como si se tratase de azúcar en polvo sobre un bizcocho. Procura que el material caiga dentro de la caja. De verdad, tiende a volar libre, es una pesadilla. Echa el flock en cantidades generosamente controlables pero que caiga por toda la figura, sin miedo, luego lo vas a recuperar. Dejará un lecho en el suelo que también te puede servir ahora. 

Con cuidado, pero con MUCHO cuidado, coge la pantera por la boca (cubierta por la plastilina), túmbala cariñosamente de un lado y que llueva el flock. Siguiente lado. Repite por debajo, pero esta vez no la apoyes o la cabeza y la cola quedarán fatal. Sostenla, pide ayuda a tu amigo, tu chica o prepara todo antes para aguantar un buen rato y operar sólo con una mano. Rocía, muévela, que llegue a todos los sitios. 

Después, cuando toda esté cubierta, te parecerá que has echado demasiado. Que está super grueso. Que te lo has cargado. 

La dejas de pie en su cama de flock, le pones una tapa y te olvidas al menos toda la noche que dormirás maldiciendo mi herencia y pensando cómo recuperar el dinero invertido. 

Lávate las manos antes, y el pincel, y los utensilios, y la camisa, y aspira el suelo, y hasta el techo. 

Cuando, a la mañana siguiente, ya tranquilito, abras la caja, no pierdas la esperanza. Coge la pantera y agítala. Verás como todo el grueso del flock se desrprende con gracilidad e incluso hay calvas en la piel pero... Tiene buena pinta. 

Coge el pincel (limpito de la noche anterior), echa el pegamento en un folio y extendiendo con cuidado (no pasa nada si toca un poco los bordes de las calvas mientras que esté bien extendido) cubre de nuevo las zonas menos vistosas o desflocadas con nuestra lluvia púrpura. 

A la caja, y a esperar. Otra noche.

Repite el proceso hasta que, de manera impensable, hayas terminado y estés satisfecho con el resultado. En ese momento, con ayuda de una aguja, pinzas, o con los deditos cuidadosos, quita la plastilina con delicadeza y paciencia para no cargarte la pintura (como me pasó a mí, joven Jedi). 

Si decidiste hacer un modelo puramente vintage, sobre el flock y con amarillo verdoso, le pintas unos ojos. No es mi elección pero la respeto. 

Limpia con un pincel seco y sedoso todos los restos de flock de las zonas sensibles y pintadas.

Recoge y limpia todo, también el material. Utiliza el colador y un embudo para devolver el flock sobrante a la bolsa por si te da por hacer algo así de nuevo. Si lo pasas por el colador es como recién abierto, sin grumos. 

Le pones la silla de montar. 

Subes a Skeletor. 

Lo flipas. 

Lo has conseguido. Tú solo y con tus manitas y tus arrestos y tu paciencia.

Eres una hacha, te quiero y te admiro.

Espero haberte ayudado.

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una.

Adendo: sin duda con una máquina de flocar el resultado sería más rápido, quizá incluso más vistoso, pero son elementos caros, no los controlo, me gusta mancharme las manos (bueno, no me gusta pero prefiero ser más económico y artesanal) y creo que con un proceso así le vuelves a dar el alma y la vida ala figura, habéis pasado un rato jugando y eso la une espiritualmente a ti. Es TU Panthor, tú lo has flocado y restaurado y eso no tiene precio. 




miércoles, 15 de diciembre de 2021

Mis aficiones: Krampus del Solsticio de Invierno.





Me prometí (y a otros) realizar una figura basada en las festividades navideñas y ya sabéis que me tira mucho tanto lo oscuro como lo pagano y la figura del Krampus, ese Demonio de la Navidad, en ocasiones compañero y en otras enemigo de Papá Noel, era demasiada tentación.
 
Al igual que ocurrió con mi "Halloween Man" de hace dos meses, la historia de base es similar: otro de los espíritus superiores que se materializan durante las noches de invierno; quizá provenga de Subternia, quizá de un lugar inalcanzable incluso para los misteriosos poderes del Castillo de Grayskull. Vaga por los campos sembrando el miedo, con un flagelo de varias colas y una hoz de oro (referencia a Asterix, no tenía otro color cerca y quedaba chulo), tañendo su campana de bronce y envuelto en muérdago para engañar a malechores que, muchas veces al librarse batallas cósmicas, aprovechan para campar libremente con sus fechorías mientras todo el mundo tiene la vista en otro lado. Tanto en un callejón oscuro como en un a senda boscosa borrada por la nieve, en estas fechas, durante la noche, puede escuchar el tintineo del Krampus.



Debo admitir que es uno de los "custom" que más he disfrutado (pese al enorme desánimo inicial, cuando me vi en un callejón sin salida y Vic Summers, compañero de taller y amigo, llegó al rescate. Una vez solventado el escollo, y realizado el flocado, me lo he pasado bomba.
 
La cabeza, uno de los elementos principales y más importante, es obra del excelente escultor Rodro Rbl (RBL3D). Inicialmente destinado a reflejar los esclavos de Skeletor que salen en Masters of the Universe: Revelation, quise darle una vuelta de tuerca aprovechando lo orgánico de su soberbio diseño y pintarlo como algo animal, con piel ultraterrena: venía de maravilla, junto al cuerpo de un Zodac suelto y desnudo, como base para este monstruo.
 

Tanto el pelo y la cola como los elementos de cuero fueron construidos a partir de cero a base de destripar un guante con forro que una buena amiga donó para la causa. La hoz también es de RBL3D mientras que la campana y el regalo son descargas gratuitas de internet que adapté al tamaño Origins. Todos estos añadidos están imantados y pueden utilizarse de forma alternativa. El cinto es un repintado del trozo sobrante del arnés de TriKlops, invertido y decorado como si fuera una guirnalda de adviento.
 
Uniendo un poco esas dos emociones que casan tan bien pese a lo antitéticas que son el terror y el humor, la rama de acebo ha sido aportada por mi hermana Blanca Maria López Guisado.
 
Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una.
 
Para más de mis customs, escritos, criticas literarias y mierdas varias siempre podéis seguir este blog, mis páginas de Instagram o de Facebook: La calavera de Skeletor

Felices pascuas. Cuidado con el Krampus.

Palomitas de un finde frustrado

Llevo tiempo sin sacar "palomitas" y, dado que este sábado me lo he pasado fuera de juego por los efectos secundarios, aprovecho a ver cosas pendientes: he vegetado y devorado pelis cosa mala.
 
Black Mountain Side.



Un estilo a "La cosa" que juega mucho con la paranoia (provocada o natural) en un ambiente aislado en que el grupo de arqueólogos de turno, tras descubrir una especie de yacimiento modesto pero con capacidad de cambiar la historia, van cascando a cada cual de forma más misteriosa mientras que una voz les habla e induce a la desconfianza y el suicidio. Muy interesante. Tampoco aporta nada pero bien llevada. Se disfruta.


El Exorcista: el comienzo. La versión prohibida.



No se diferencia demasiado del El exorcista: el comienzo "no prohibida" salvo por la actriz principal (fue prohibida por un rollo legal de que a la Warner no le gustó, así que nada referente a cosas oscuras). Por lo demás, me parece una buena peli en la estela de la saga que tiende más a Indiana Jones que a ese terror intimista de lo siniestro de aquel hito que aún asusta a ciertas personas cuando se nombra. Sin acojonar demasiado, es buena película para pasar el rato.

 
I Trapped the Devil.



Muy recomendable. Típica historia navideña con ecos a Babadook pero sin ponerse tan profundota y rompesesos. Mantiene una tensión tremenda entre lo que puede ser real o el producto de alucinaciones psicóticas y se centra en la propuesta sin andarse demasiado por las ramas. Intimista, oscura, asfixiante y concisa. Tu mujer y tú llegáis, sin avisar y en plena víspera de Nochebuena, con varios problemas personales sólo esbozados en el guion pero que os obligan a pasar la noche fuera, a la vieja casa de tus padres donde ahora está viviendo tu hermano tras recuperarse de una larga estancia en el psiquiátrico tras tropezar muchas veces en la vida. Al resultar imposible echaros, confiesa que tiene a alguien encerrado en el sótano, con varios cerrojos, y todo rodeado de cruces y exagerada decoración navideña porque... Ha atrapado al Diablo en persona. Muy interesante. De verdad. Quizá no pase a los anales, como tantas pelis que rozan el notable, pero recomiendo verla.

 
Saint Maud.



El último hito del cine de terror "distinto y elevado", del cultureta, del quiero y no puedo, del me inspiro en "Cisne Negro" pero con más suciedad y ranciedad. Todas las críticas la ponían bien. Yo no podía mantenerme despierto. Lenta. Pretenciosa. Previsible. Muy aburrida.

 
Ruega por nosotros.



Típico "horror blockbuster" al estilo Warren pero sin Warren. Scare Jumps como manando de la fuente de chocolate de un buffet libre. Un monstruito bien llevado. Típicas escenas de pueblo cristiano yanki en una comunidad donde todo el mundo vela por la convivencia, la buena vecindad e ir a misa con el traje de los domingos. Se pasa un buen rato. Me gustan los blockbusters. Me ayudan a desconectar. Cine de entretenimiento, de factura correcta, sin pretensiones. Mola.


Puñales por la espalda.



Una sencilla delicia que recupera las clásicas novelas de detectives de mesa camilla, en el que se investiga un asesinato del patriarca de una familia rica en un ambiente refinado en el que todo el mundo es sospechoso. Un elenco de actores conocidos (esforzándose en un papel que, quizá, les devuelva a su antiguo estrellato). Muy entretenida. Muy divertida. Muy bien rodada. No tiene un pero si te apetece distraerte con una película de corte clásico repleta de intriga, sorpresas y humor (que eso sí les faltaba a las anteriores, salvo casos excepcionales).

 
The Curious Creations of Christine MacConnell.



Y llegamos a mi placer culpable de este fin de semana. Me lo recomendó mi hermana Blanca Maria López Guisado hace poco. Típico programa de manualidades con un armazón episódico alrededor en el que una PRECIOSA y PERFECTA y SEXY y FLIPANTE pin-up gótica se acompaña en su casa encantada de varios personajes (la mayoría encarnados por marionetas estilo Jim Henson, salvo el fantasma en el espejo que lo interpreta su amiga y Diosa por derecho propio: Dita Von Teese). Esta chica, repito, ideal y encantadora, va aprovechando los "impasses" de la historia para enseñar a los espectadores a realizar diversas manualidades, diseñar vestidos u hornear mastodónticas tartas estilo americano (mucha mantequilla y azúcar en polvo) que le quedan a cual más perfecta y espectacular. Lo hace todo en su cocina estilo años 50, sin mancharse de un gramo de arena el vestido bien esté amasando bien utilice una broca pulidora para dar la forma a la madera. Divertida, creepy, entretenida, desenfadada, burlesque. Un placer culpable delicioso donde se vive en un eterno y divertidísimo Halloween.



Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 

domingo, 5 de diciembre de 2021

Mis aficiones: el Rey de la Montaña de la Serpiente

 


Pues aquí dejo mi nuevo "custom" de Skeletor, esta vez como una versión que, tras una amarga derrota, se interna en las profundidades de la Montaña de la Serpiente para retornar coronado, con una nueva maza y armadura, supurando incandescencia y roca púrpura. Ese rostro esquelético y flamígero, incrustado (quizá manando) en lava o sangre, me recordó aquella publicidad de la caja que rezaba, invitando a utilizar el micrófono distorsionador: "Soy el espíritu del castillo de la serpiente". He procurado utilizar todos los tonos de la morada icónica de las fuerzas diabólicas, donde el verde se manifiesta en la piel con una pintura metalizada de efecto camaleónico de Green Stuff World que transita entre el esmeralda y el púrpura real dependiendo de la incidencia de la luz.




Por supuesto, la mayor parte del mérito de esta figura está en el juego de piezas originales esculpidas por Francisco Javier Avila Carmona del canal "The Secrets of Orko" quien transformó para un servidor su "kit" para formar un Callix adaptándolo a motivos más acordes con la estética de Skeletor, así como la cabeza "vintage" con corona en la que también está trabajando el amigo y compañero de taller Vic Summers para otro custom completamente distinto.


Le dedico la figura a la amiga Noelia Moreno una apasionada del "Señor de la Destrucción" y absolutamente encantadora.

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 

Buenas noches, Nueva Orleans. 

Mis aficiones: Wun-Dar, "the Wanderer" (forma de Guardián Cósmico).

 


Buff... No sé ni por dónde empezar con este custom.

Desde hace tiempo me venía rondando la idea (He Man no me gusta especialmente, soy de Skeletor) de hacer un Wun-Dar. Tenía varios materiales, ideas sueltas, etc.



Hace varios días tropecé con las publicaciones de Gerald Parel un dibujante de enorme tallaje profesional que estaba ilustrando un "Fan fiction" sobre este "Wonderbread He Man" basado en que, antes de ser elegido para representar el poder de Grayskull, se trataba de un mendigo, un vagabundo, de enorme corazón. Sus dibujos me ganaron: un ser desnutrido, con la ropa rota y enorme valor y bondad. Mientras que el He Man que todos conocemos pertenece a la familia real y duerme entre algodones cuando no está salvando el mundo, éste vive de la caridad y busca refugio en unos suburbios repletos de bandidos.


Me enamoré de todo el poder simbólico y decidí que mi primer "He Man custom" sería ese Wun-Dar (personaje y muñeco que tienen, además, una historia detrás llena de misterio que cualquiera puede buscar en internet, aunque ahora se aleja de esta imagen que yo tenía en la cabeza).


Contaba con la capa, que no me sirvió de otro proyecto, un Zodac (de mis hijos, ya lo he repuesto), un He-Man de base, y varias "repros". Me lancé al abismo a ciegas.



Hace varios meses, un amigo me regaló varias piezas rotas de un kit fantástico de un He Man barbudo de Benjamin Maillet compradas en un lote de un mercado de juguete junto al muñeco que las traí, rotas y pintadas con varias capas, así que tuve que ponerme a decapar y reparar los desperfectos, con mucha ayuda de mi hermana y su acrílico dental. Blanca Maria López Guisado también ha esculpido la barra de pan que lleva en el cinto. Las espadas son dos obras magníficas de Rodro Rbl: en especial el mandoble de guardián cósmico que me tiene completamente subyugado y, en otro custom que ya aviso, terminará en manos de un Skeletor.

Me ha costado mucho volver a pintar ojos pero me gusta la expresión seria de la mirada y, sobre todo, que es un bárbaro tecnomágico que lleva una pistola de rayos con la que parece estar buscando objetivo mientras otea el horizonte.

Además, siempre ha estado la presencia imprescindible del buen amigo y "compañero de taller" Vic Summers que, sin su ánimo, bromas, ayuda y sus opiniones y sugerencias, esta figura nunca habría visto la luz. Todos mis custom tiene una gran parte de la luz de Vic. En especial, su idea de distinguir los diferentes tipos de negro con el empleo del barniz brillante, así como el concepto final de la espada arquetecnológica. Gracias siempre por el ánimo a que me supere y salga de mi zona de confort con cara de calavera.



Por lo demás, mucho tiempo, mucha paciencia, mucho ensayo y error, y mucho maná creo que bien gastado.

Espero que os guste. Yo me lo he pasado bomba haciéndolo. Por cierto, tanto la espada de poder como la barra de pan están imantados y se pueden quitar.

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 


Libros con gafas: "The Toys of He-Man and the Masters of the Universe" por Val Staples, Mattel, Dan Eardley

 


Un libro excelente a modo de catálogo ilustrado que recoge todas las figuras de las diversas colecciones de la línea Masters del Universo, con imágenes de alta calidad, descripciones pormenorizadas e incluso enumeración de variantes desde los primeros juguetes hasta justo el comienzo de la actual línea Origins (no incluida). 

Bien editado y de peso, en su edición física aunque yo recurrí a la digital. Un dossier repleto de nostalgia y detalles que incluye textos de apoyo y entrevistas.

Resulta imprescindible si adoras este mundo de tecnobarbaros y espada y brujería; en especial, los muñecos.

lunes, 15 de noviembre de 2021

Libros con gafas: "I am Skeletor!" de Frank Berrios y Shane Clester




Le compré este libro a mis hijos el otro día porque soy fanático del personaje y, por ósmosis no impuesta en absoluto, ellos también. Como está en inglés imaginé que sería un buen método para reforzar el idioma.

Lo están leyendo, muy interesados, pero yo antes lo he revisado y me he encontrado con un libro sencillo, accesible (cosa lógica en una historia para niños), pero también muy divertido, completo y bastante condensado sobre ese maravilloso Señor de la Destrucción que incluso menciona su etapa como lugarteniente principal de la Horda del Terror. La ilustración es muy colorida, detallada y basada en la serie clásica de Filmation. 

La edición quizá sea un poco endeble en el cosido pero todas las hojas son satinadas y con un grosor de cartoné.


Lo recomiendo sin duda. Súper divertido y un buen material para que vaya leyendo en inglés con conceptos que les suenan si ya saben algo de los Masters, bien por la serie nueva bien porque te los ven a ti.

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una.

Buenas noches, Nueva Orleans.

domingo, 14 de noviembre de 2021

Libros con gafas: "Lovecraft: un homenaje en 15 historietas", Cthulhu Temáticos, Diábolo Ediciones

 


Otras de las estupendas recopilaciones temáticas de la Revista Cthulhu en Diábolo Ediciones. Historias variadas, todas con buena calidad, excelente ilustración realizando un purísimo y digno homenaje al espíritu del maestro de Providence que cambió la perspectiva del relato de horror colocando a la humanidad en un puesto descentralizado sin importancia en el fluir de un cosmos cruel y repleto de habitantes que nos quedan grandes y para los que el concepto de maldad ni siquiera se aplica por ser demasiado estrecho.

Las adaptaciones inspiradas en sus relatos tienen la brillantez de reinventar los mismos pero son aún más interesantes las piezas originales, que recogen la perspectiva del horror lovecraftiano para crear nuevas y espeluznantes historias.

Me ha encantado.

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una.

Buenas noches, Nueva Orleans. 

miércoles, 10 de noviembre de 2021

Libros con gafas: "La noche del terror ciego" de Marc Grass. Editorial Applehead Team Creaciones.


Adaptación al cómic, muy valiente, del largometraje del fantaterror patrio erótico festivo de los setenta que se inspira vagamente en "El monte de las ánimas" y "La noche de los muertos vivientes". Al tratarse de películas bastante cutres pero adorables, no hay demasiado diálogo y las situaciones argumentales, así como la aparición y reacciones de ciertos personajes, son bastante parcas narrativamente además de gratuitas, pero el homenaje en cuanto a ilustración es fabuloso, con esas escenas poderosas en blanco y negro herederas del más puro pulp estilo Taglietti.

Un tomo breve que se disfruta con golosa delectación. 

Muy agradecido a La Mansión del Terror (maravillosa tienda) por habérmelo guardado durante un tiempo más allá del decoroso. 

Hasta la próxima grabación y recordad que siempre hay algo bueno y malo en la Verdad: todo el mundo tiene una. 

Buenas noches, Nueva Orleans.

Porque nunca fue suyo

Nube de Etiquetas

2021 Abel Santos abisales Abuelo abuelos Aburrimiento Aciertos Adaptación Aficiones afroamericano Alberto Ávila Alberto Ávila Salazar Alberto Dávila Vázquez Alberto Infante Alberto Masa Álbum alemania Alessandro Mazetti Alfredo Alcalá Alfredo Moreno Alicia Alien Almendros amigos Amor Ana Ares Ana Diz Ana Gorría Ana Pérez Cañamares Andreida Ángeles Animación Antergo anticuarios Antología Antonio Daganzo Antonio Montero Años 50 años 80 Applehead Team Arena Arganda del Rey Argentina armadura Arte Asesinos Asociación de Editores de Poesía Asociaciones Ateneo de Madrid Athnecdotario Incoherente Aula de la palabra Ausencia autores españoles Avellanas Aventura Aventuras Axel A. Giarolli Ballenas barca Barcos Barker Barro Basura Beast Man Belleza Bergman Berlín besos Betamax Biblioteca Eugenio Trías Biodegradación Blade Runner Blanca Blanca Uriarte Blas de Otero Blues Body Horror Bogart Bohemia Boli «bic» Borrado Bosque Bruce Timm Bruja buceo Buenas Noches Nueva Orleans Búhos del Caos Burgos Caca Cáceres Café Comercial Café Literario calabazas Calabazas en el Trastero CalaveraDiablo Calles calzoncillos Camarera Canas Candyman Cannon Capitana Carter Caracol Carlos Guerrero Carlos Montero Fernández Carpenter Carta Carver Casa de América Casa de huéspedes Casa del Libro Casa Encantada Casablanca Caserón Castañas Castillos de arena Cazafantasmas Celofán Centro Riojano Centros Comerciales Cerradura Charles Athman Chema Hernández chibi Christopher Lee cicatrices Ciclos Cielo Ceniza Ciencia Ficción Cine Cisne en prácticas Citadel clásicos Claxon Cliché Coca-Cola Colaboraciones Colección De Jaque Colección Insomnia Colección nº13 colegio Columpios Comedia Comegente Cómic Conan Condensación Condensador de Flujo Cóndor Contemporáneos Contrast Contratiempos Copacabana cordura Coscarelli Costumbre Country Covenant Covibar crackers crítica social Críticas Cromos Cruce de caminos Crueldad Cuento de navidad Cultura cultura pop custom Damasco Darío Vilas Dark Fantasy Dark Horse Dark Water Darth Vader David Gómez Hidalgo David Jasso Degenación Delantal Delirios de un sombrerero loco Delorean demonios Depredador Deriva Desayuno Deseos Despertar Día de los Muertos Día del libro Diablo Diábolo Ediciones Diario de un espectro Dibujos animados Diego Luis Sanromán Diez Voces de la Poesía Actual Discusiones Disney Doctor Extraño Doctor Motosierra Documental Dolores Serrano Forero Don Quijote Donde mueren las mujeres Donner Dr. NO Drácula Ecce Ecuador Ediciones Devenir Ediciones Kelonia Ediciones Lastura Ediciones Libros del Innombrable Ediciones Norma Ediciones Nostrum Ediciones Satori Ediciones Valdemar Ediciones Vitruvio Editorial Hidra Editorial Neopàtria Eduardo Kahane Egoísmo El árbol de las Brujas El busto de Lovecraft recomienda... El camino imperfecto El hombre de la pistola de oro El Otro El Quirófano Ediciones El Retiro El rito El Señor de los Anillos Elecciones Elena Muñoz Eloy Alonso Eloy Sánchez Rosillo Emilio Bueso Emilio Carrere Emilio González Emoción Emociones Enciclopedia Enero Entrevistas Epifanía Erika Cristina Rodríguez Padrón Erotismo Errores Escher Escritores de Rivas Escritura ESMATER Esoterismo Espada y brujería esparadrapo espectro Espejos Espirales Esquelas Esquizofrenia estaciones Estrella Digital Estrellas Oscuras Eugenio Rivera Eventos excursión expresionismo Extraño Oeste Familia fantasía Fantasma Fantasmas Fantaterror Far West Fe Federico García Lorca felpudos Feminismo feómeno Feria del libro Fernando Marías Fernando VII Festivales Figuras Filmation Filosofía firmas flocado Flor de asfalto Folletín Fotografías y recuerdos fracturas Francisco Castañón Francisco Illán Vivas Francisco Márquez Frankenstein: diseccionando el mito Frazetta Friki Frío Fuente Fumetti Fútbol GameBoy Gary Oldman Gatos Gemma Serrano generación de cristal Género Z Ghost Riders in the Sky Gil de Biedma Girasol Gloria Fuertes Gótico Grayskull Greenstuffworld Gremblins Guerra Hadas Halloween Hamburguesas Hamster He Man He-Man Heavy Metal Helado heridas Hermanos Héroes Hijos Historia Homecoming Homenajes horca Hordak Horror Horror Cósmico horror personal Huerga y Fierro Humor Ignacio Sánchez Impaciencia Independent Legions India Infancia inmersión Inocencia Inocente Insomnio Into the Spiderverse Intriga Invierno Ioana Gruia Ironía Islam Ítaca Iván Rojo James Bond James Wan Japón Jardín Zen Javert Javier Fernández Jiménez Javier Lostalé Javier Quevedo Puchal Javier Rey Ruiz Jazz Jesús de Castro Jesús Gómez Joe Álamo John muere al final Jornadas góticas José Elgarresta José Gracia Jose Luis Ibañez Salas José María Muñoz Quirós José Óscar López Juan Carlos Suñén Juan Luis Panero Juan Planas Juguetes Junio Junji Ito Juventud Karmelo C Iribarren Kavafis Kindle King Diamond Koji Suzuki krampus La Biblioteca Encantada La Central de Callao La Diosa Blanca La Historia Interminable La letra perdida La Profecía La Santa Muerte La voz de las sombras Lágrimas Laird Barron Larioja.com Las sumas y los restos Laura Firenze Lectura Lego Lenguaje León Felipe Leopoldo María Panero LeoToys India Letras Vivas Leyendas Leyendo hasta el amanecer librerías Libro Libro electrónico Libros Libros con gafas Libros infantiles Libros para repasar inglés Libros prohibidos Literatura Llave Lluvia Lo desconocido locura Lolo Lords of Power Los viernes de la Cacharrería Lou Cameron Lovecraft Luis Alberto de Cuenca Luna Luz Machismo Madres Madrid Magia Magnolio Maidhisa Maldiciones malditismo Maligno Manga Manualidades Manuel Hernández Manuel Vilas Mañanas Maquetas Mar Marada Marco A. Antón María Iglesias Pantaleón María Jesús Mingot Maria José Mattus María José Mattus Mariposas Marisol Santiago Mark Strand Mark Taylor Marte Marvel Masters del Universo Materia de fe Matrix Mattel Medellín MedMad Medusas Melancolía Mer Man México Miedo Miguel Ángel Miguel Losada Miguel Puente Miguel Veyrat Mike Flanagan Miniaturas Minotauro Ediciones mirada Miriam Cobos Mississipi Misterio Mitología Mitos Moleskine Molinillo de viento Molinos de viento Momentos de arena y hielo momentos mágicos Monstruos Montaña de la Serpiente Montaña rusa Moon River Mozart Muerte Muerte Roja Mujeres Música musulmán Navidad Necrológicas Netflix NGC 3660 Nicho Nihilismo. Fiestas señaladas niñez Niños Noche de los libros Noche de San Juan Nochebuena NOCTE Noelia Moreno Nosferatu Nostalgia nostalgia de los ochenta Novela Novela Gráfica Nuevo año Océano Pacífico Olas Olvido Omnibus Ondina Ediciones Orgía sin mí Origins Oscuridad Otoño Pablo Méndez Paca Aguirre Pacífico Paco Caro padres Palomitas Pandemia Pandora Magazine Panini Panthor Papageno París Parque Patricia Pérez Pavel Pavese Pedro Sánchez Sanz Pegamento Peluche Peluches Penélope Pepsi Pérdida pereza Periódicos Perro Personal Perucho Perversión Pesadillas Petra Hernánz Robledo Phantasma Pin-up Pintura Piscina vacía Pixar Plastilina Poe Poemas de una polilla Poesía poetas posesiones posguerra Postverdad Premios Presentaciones Prisa Proyectos psicokillers Psicosis Pub Viejo Estilo Publicaciones pulp Punto de No Retorno Putas Quirófano R&B racismo Radiación Radio Radiodiagnóstico Rafael Llopis Ram V. Ramón Hernández Ramones Ramsay Campbell Raquel de Marichalar Ratón Raúl Herrero Ray Bradbury Rayos X Real Madrid reanimador Rebeldía Recitales Recuerdos Recurrencias Redes sociales Regreso al Futuro Relato Relatos Reloj Reseñas resonancia Restauración Retiro Revista Acantilados de Papel Revista Alacrán Revista Aquerellen Revista Cthulhu Revista El Cobaya Revista La Galla Ciencia Revista Prótesis Rito de Pasaje Rituales Rivas Vaciamadrid Robert E. Howard Robert Graves Rocío para Drácula Rocío Romero Rock Rocódromo Romanticismo Rosario Gómez Rosebud Rubén Serrano Rutina Sabiduría Saco de Huesos Sad Hill Sala Art Design Salgari Salmón Salvador Luzzy Samarkanda Samhaim Santa Claus Satán Sauce Scaramanga Secrets of Orko Semana Gótica de Madrid Send to Kindle Sensualidad Septiembre serendipia Sergio Jiménez SerieB Series She-Ra Siglo XXI Skeletor skeletor disco Sol Soledad Solomon Kane Sombras y ceniza Sombreros Sombrilla Sonrisa Sony Soraya Murillo Spiderman Stairway to Heaven Stan Lee Star Wars Stefano Cardoselli Stephen King Steve Ditko Stoker Submarinos Suelo Sueños Suicidio Super 7 superglue Superman Superpoderes Taglieti Taglietti Talismanes Talleres Tamtam Press Tanabe Tarantino Tarot Telaraña Teléfono Terror Terrorismo Tertulias Tiburón Tiempo Tierra Tilos Todos los Santos Tom Holland Tomie Tortugas Traducciones propias Traje de novio Trama Transparencia traumas turrón Universo Universos paralelos Vacas vacío Valente Vallejo Vampiros Vapor Variantes Venom Ventiladores Ventriloquía Verano Verdad Vicente Rodríguez Lázaro Vida real Viejo Viejuno Villanos Vincent Price Vintage Violín Vudú Web Wendy What if...? Wun-Dar YouTube Zamora Zapatones

Translate/Traducir